PASOS EN EL TECHO

Modificado el: 29/08/2017 Imprimir PDF

Unos fuertes pasos que sonaron en el techo, justo sobre su cabeza, despertaron a Esmeralda. Esperó un momento y afinó sus oídos. Solamente un ladrido se ofreció como respuesta. Cuando creyó haberse dormido, los pasos volvieron otra vez, más violentos que antes. Esmeralda encendió la luz y supo que no estaba sola en su habitación.

  Alguien caminaba por el techo, pero no sobre las tejas, sino por dentro de su casa, cabeza abajo.