Misceláneas - ALFREDO MARTÍNEZ HOWARD - ENTREVISTAS

Modificado el: 03/10/2019 Imprimir PDF

Preliminar

Las siguientes entrevistas, realizadas por el poeta paranense Alfredo Martínez Howard (1910-1968), y las respectivas notas sociales sobre los poetas entrevistados y sus actividades en la ciudad de Paraná, fueron recuperadas de las páginas de El Diario, en un marcode búsqueda incesante de la producción literaria local y su consecuente reproducción en los medios periodísticos. Dicha búsqueda ocupó un espacio de tiempo que se inició en los últimos meses del 2017 y concluyó, como primer ciclo, a mediados del presente 2019 (queda claro que, con referirme a ello a modo de “primer ciclo”, dejo constancia de mi inclaudicable continuidad en el mencionado propósito). Asumiendo la escasa o directamente nula circulación en la que permanece la obra del autor de La Heredad (1958) y del Libro de ausencias y de adioses (1963), además de los contados abordajes críticos o de estudio, entre los cuales cabe mencionar Alfredo Martínez Howard: tiempo, vida y obra (1982) de Domitila Rodríguez de Papetti, El grillo en el alba (2002) de Iris Estela Longo y el más reciente en Barriletras (2016) de Juan Manuel Alfaro, la selección del material que aquí se presenta permite iluminar una faceta desconocida del poeta, la cual resulta fundamental en la integración total de su quehacer literario, la faceta periodística. Las notas agregadas después de las entrevistas de Nicolás Guillén y Rafael Alberti contribuyen a conocer, aunque en brevísima manera, un ápice de lavaliosa activi-dad cultural que se desarrollaba por entonces en Paraná, sobre todo a cargo del Centro Cultural “Carlos María Onetti”, entre cuyos miembros se encontraban los poetas Carlos Alberto Álvarez y Carmen Segovia García. Esta compilación, producto de la voluntad que implica mi compromiso existencial con el rescate, registro y recuperación de la producción entrerriana, además de configurarse como testimonio de ello, intenta despertar el interés de otros buscadores y estudiosos, o por lo menos llamar la atención de atentos lectores. Por fortuna, todavía están a disposición las fuentes de búsqueda, sólo faltan otros corazones voluntariosos que se sumen a la tarea. Evitar que nuestro patrimonio desemboque irremisiblemente en el olvido y la pérdida depende únicamente de nosotros.

Matias Armándola

Nota: A las entrevistas a las que alude Matías en el Preliminar y al que agradecemos su valiosa colaboración, puede accederse dando clic aquí o en la tapa que ilustra esta miscelánea.