Novedades

28/01/2008 - ALGARROBA

 


En marzo del año pasado empezó a gestarse con auspicio del C.F.I., la revista cultural ALGARROBA, en las dos versiones: papel y  formato digital (www.entrerios.gov.ar/algarroba). La revista, de circulación gratuita, sale con una frecuencia bimestral,  y hasta el presente se han publicado seis números.  La Directora es Mariana Paez y entre sus redactores figuran los periodistas Claudia Cagigas, Fabián Reato, Alfonsina Fernández, Ada Saray Espiro, Mercedes Garcia y Patricia Zaragoza. Destinada a las bibliotecas públicas y a todos los establecimientos educativos de la provincia,  cada número de la Revista se ordena alrededor de un eje temático que lleva su nombre: Colores en las miradas, Cuando se oyen melodías, El pregón del agua, Artesanal criatura, El gran descubrimiento, La noble igualdad.  Más allá de cierto matiz de raíz folclórica en su concepción general,  la revista cuenta con notas bien escritas e ilustradas, como las de Juan L. Ortiz y Gaspar Benavento y con entrevistas fuertes, como las realizadas al Chacho Manauta o a Damián Ríos.  Además de literatura (incluye algunos cuentos, poemas y leyendas destinados a un público infantil o pre-adolescente), la revista abarca un espectro muy amplio. Hay  textos sobre  música, artesanía,  teatro,  fotografía,  arquitectura, pintura, geografía, historia, sociología, antropología, biología,  etc., disciplinas todas “situadas” entre el río Paraná y el río Uruguay,  que identifican a los entrerrianos, como se desprende muy bien de la nota  “Remozada de ríos”, incluida en el Nº 3.  En fin, se trata de una publicación muy recomendable, de gran interés  para los que vivimos en estas tierras interiores.  Entre otras virtudes, la edición en formato digital cuenta con locutores especializados,  lo que permite a personas con discapacidad visual (y a todos, en realidad) escuchar  las notas publicadas y al mismo tiempo disfrutar de la música que las acompaña: folclore local, con  compositores e intérpretes nuestros. Esperemos que este proyecto se prolongue en el tiempo y que la revista se distribuya también en  Librerías, kioscos o algunas otras instituciones, para que pueda ser leída por un público más amplio.