Novedades

02/06/2013 - FRANCISCO SENEGAGLIA EN EL IV CONGRESO ARGENTINO DE CULTURA

Bajo el lema "Políticas para el desarrollo local y regional en el nuevo milenio. Hacia una soberanía cultural de la Patria Grande", del 29 al 31 de mayo y organizado por la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación, se realizó el IV Congreso Argentino de Cultura, en Resistencia, Chaco. Allí, los hacedores culturales de todo el país debatieron sobre su quehacer y aportaron a las políticas públicas en la materia.

En ese macro y como parte de la delegación entrerriana, en la mesa de "Integración Latinoamericana", partícipó Francisco Senegaglia, de quien reproducimos su ponencia, tomada del Faceboock del Ministro de Comunicación y Cultura de Entre Ríos, Pedro Báez.

ENTRE RÍOS: HISTORIA E IDENTIDAD

Por Francisco Senegaglia

Queridos hermanos: es bueno estar aquí hoy, juntos, ocupándonos de un sueño, el de la Patria Grande, sueño que es posible si es entre todos. Y convencidos de que los sueños, las utopías, no se declaman, se militan. Y en ese sentido, quiero compartir con ustedes, lo que estamos haciendo en Entre Ríos, y por que lo estamos haciendo. El colonialismo de hoy, es el mismo de siempre, en tanto ideología que vela por los intereses de unos pocos, en detrimento de los pueblos, es decir del interés común. Un imperialismo que se expresa en los intereses de las corporaciones oligárquicas que manejan las estructuras económicas, y lo hacen, sobre todo, a través de los medios, haciendo creer al pueblo que velan por sus intereses, cuando en realidad están velando por los suyos.

Está bien debatir y denunciar a los grandes medios pero no alcanza si esta revolución no la llevamos a la raíz de la dominación. Los que escriben y guionan la realidad hoy son los mismos que escribieron la historia que nosotros repetimos y aprendemos en nuestra escuelas. Hoy Clarín y la Nación, ayer Mitre y su falsificación de la historia. La colonización más sutil, y eficiente, es la de la conciencia, porque desde allí nos dicen quiénes somos y qué somos, es decir, colonizan nuestra identidad, volviendo las experiencias nacionales y populares, vulnerables y a-críticas. Falsificando la historia, manipulan nuestra memoria colectiva y distorsionan nuestra identidad común, lo que significa que intentan gobernar el futuro dividiéndonos y facilitando así la explotación de nuestro mayor bien común: la cultura.

Por que la identidad de una comunidad reside en la historia. En la posibilidad de responder qué somos y quiénes somos, a partir de un relato que nos precede y constituye en el tiempo. ¿Qué es ser argentino? ¿Qué es ser entrerriano? La respuesta será en más o en menos la historia que nos contaron, que aprendimos o estudiamos.

Pero la historia la escriben los que ganan. En nuestro caso -como dijimos- la escribió Mitre. Y desde Buenos Aires, buscando un discurso común, desde la ideología a la que pertenecía.

Sin embargo hay otra historia y, si podemos intervenirla, nos permitirá redefinir nuestra identidad y gobernar el futuro, porque no hay futuro sin memoria.

En Entre Ríos intervenir la historia se ha vuelto una política de estado. En mostrar y compartir cómo se interviene la historia para repensar la identidad y reformular nuestro destino común sobre las bases de nuestro origen común. El Ministerio de Cultura de la provincia está inmerso en esta empresa que no es otra que la de la revolución cultural por una nueva conciencia, aquella que nos legaron nuestros mayores y que nos fue expoliada por los relatos cipayos de quienes vendieron el interés común y soberano a los amos extranjeros. América no es pobre, es injusta, y en la consolidación de la injusticia está el provecho de las clases dominantes. Esta es nuestra guerra y ellos son nuestros enemigos.

Por eso en Entre Ríos estamos convencidos de que la única manera de dar la batalla es ir contra los relatos hegemónicos que nos habitan, desenmascararlos y repudiarlos, pero, a la vez, generando las oportunidades para que ese otro relato sea posible. 

¿Cuales son las estrategias entonces, y los instrumentos que el Ministerio de Cultura y Comunicación de la Provincia ha desarrollado para tal fin?

En primer lugar la desarticulación de la Historia oficial a partir de la construcción de un relato propio. En ese sentido, se está escribiendo una historia de Entre Ríos, en cinco tomos, donde participan más de cien historiadores locales y regionales. Este relato se propone inervar todas las estructuras culturales, institucionales y educativas de la Provincia. Un relato hecho entre todos y para todos. Crítico pero plural, es decir, un relato nuestro.

Ese relato se imbrica en las luchas de la gauchería por defender un modo de vida libertario, igualitario y soberano, en un modo de vida que se fue constituyendo en las praderas oriental y occidental del río Uruguay y que ha tenido su expresión en la gesta revolucionaria de José Artigas.

El sueño de Artigas está en la fundación de nuestra identidad, por eso, vamos por él. Ciclos de debate, conferencias, cine documental, actos políticos, revistas, revisión de efemérides, cambio de nombres en plazas, calles e instituciones materiales, gráfica, arte, música, murales en los espacios públicos, forman parte de las muchas acciones llevadas adelante por el ministerio para abrir esa otra historia que dice quiénes somos y que nos han escondido. La reivindicación de Artigas es la reivindicación de la identidad entrerriana, argentina y americana. Pero esas acciones solo conforman una parte en tanto recuperan nuestra memoria, pero, se vuelven certeras en la vivencia política cotidiana, porque recuperar esos valores es luchar por más igualdad e inclusión, y en ese sentido, desde el ministerio se entiende la cultura como inclusión y la inclusión como cultura, lo que significa dar oportunidades, ampliar derechos y consolidar los logros alcanzados en estos últimos años.

Es por eso que la reivindicación del ideario artiguista es política de Estado para el gobierno provincial y compromiso militante para el ministerio de Cultura.

La bandera de Entre Ríos es la síntesis más profunda de ese sueño, es la patria, atravesada por una franja roja que representa la sangre derramada por esa patria, justa libre y soberana, y es ésa sangre que todos los días nos dice a los entrerrianos que no sea una sangre en vano. Esa sangre derramada nos invita al compromiso, a continuar la lucha y a resistir en las utopías colectivas. Esa bandera resume el sueño de Artigas, y hoy, para nuestro gobierno provincial, es guía de nuestros sueños comunes.

La gesta libertaria e igualitaria de Artigas y la gauchería está en la base de la visión de una América justa y para todos. Esta historia nos pertenece. Y esta historia se reivindica desde Entre Ríos para toda América.