Novedades

30/10/2016 - JOSÉ LUIS PEREYRA GANA EL PREMIO FRAY MOCHO 2015 EN ENSAYO

José Luis Pereyra: el hombre de los 5 mil libros que ganó el Premio Fray Mocho

por Mónica Farabello

Es Profesor de Lengua y Literatura. Asegura que tiene una naturaleza caótica, pero se halla en su desorden. Amante de los animales y las letras, se consagró con el premio más importante de la literatura entrerriana.

Hay llamados que marcan definitivamente nuestras vidas. José Luis Pereyra recibió ese llamado: era Roberto Romani el que le anunciaba que era el nuevo ganador del Premio Fray Mocho, el más importante de las letras de Entre Ríos.

Y nada es azaroso; José Luis se preparó y trabajó mucho para obtener este galardón. Fue más de un año de recopilar datos y sentarse a escribir. Además fueron decenas los libros previamente leídos, que sirvieron de bibliografía respaldatoria.

El profesor de Lengua y Literatura dio clases en el Instituto Agrotécnico, en el Colegio Nacional, en la Escuela Técnica Nº 1 Alférez de Navío Sobral, en Aldea San Juan y también en Aldea San Antonio.

Para participar del concurso, presentó un ensayo de 250 páginas que era más extenso, pero debió reducir porque se excedía de los límites estipulados en las bases del concurso.

El personaje elegido: Isidoro Blastein, un escritor entrerriano que marcó la literatura provincial con sus obras.

José Luis contó que Blastein “fue uno de los escritores más importantes de Entre Ríos. Para mí el más importante por su originalidad. Él escribió 14 libros y siendo autodidacta llegó a ser miembro de la Academia Argentina de Letras, también fue docente y aunque no podía dar clases de manera formal porque no había terminado la secundaria, tuvo un taller literario en su casa y era uno de los más prestigiosos”.

Acerca de Blastein

Isidoro Blastein nació en 1932 y murió en el 2004. Pereyra resaltó que “casi todos los datos que hay de él en la red están mal, hasta las fechas de algunos libros son erróneas. Pero él contribuyó mucho a estos errores por ‘algunas mentiritas’. Él decía que su papá tenía una empresa floreciente y un palco propio en el Colón, y que se fue a una aldea perdida de Entre Ríos y se fundió, y era toda una mentira”.

El profesor explicó que estuvo “investigando sobre David, su papá. Era un personaje muy importante, más allá que su hijo siempre lo consideró un perdedor; pero fue un hombre muy valioso, un hombre judío que se instaló en una villa y vivió 17 años ahí. Pero Isidoro renegaba de su padre por haber despilfarrado su dinero y ese fue el mismo error que luego cometió él”.

“Isidoro también sacrificó de alguna manera a su familia, en búsqueda de su éxito literario, que se le termina dando 30 años después”, contó Pereyra y agregó: “se casó, tuvo una hija, se divorció porque su mujer lo abandona porque él era un inmaduro que no había aceptado la responsabilidad de ser un jefe de familia. Luego, tuvo una segunda mujer que contaba que él no sabía hacer negocios”.

Vida en Obra

Así fue titulado el ensayo que presentó Pereyra bajo un seudónimo. Explicó que todos los libros de Blastein tienen contenido de su propia vida, era muy autobiográfico, por lo que el ahora premio Fray Mocho decidió titular “Vida en Obra”.

En la primera parte del trabajo realiza una extensa biografía del personaje, para luego adentrarse en un pormenorizado análisis de su obra y la influencia de su vida personal en las letras.

El ensayo fue leído y criticado por tres jurados que de manera unánime decidieron otorgarle el galardón.

Pereyra realizó un trabajo literario, pero además, fue un trabajo documental y periodístico, donde se incluyeron fotos, actas de nacimiento, de casamiento y otros documentos.

Por haber sido elegido ganador, el profesor será premiado con la impresión de mil ejemplares y 200 que se le entregarán sin cargo.

Perfil

“Yo nací para escribir este libro, me topaba con Blastein a cada rato, era como un mandato”, dijo José Luis, quien contó que en su casa tiene 5 mil libros y 23 perros que son parte de su familia.

Bromeó al considerarse “una tarea más” para su mujer “porque yo desordeno y ella ordena. Soy caótico para trabajar pero tengo mi orden”.

Tomado de http://www.eldiaonline.com

Novedad relacionada: PREMIO FRAY MOCHO 2015 - CONVOCATORIA 2016