¿CÓMO ES REMIXAR ARTE?

Recombinar, recomponer, rearmar, reconstruir, rehacer, remezclar, intervenir, reversionar, reformar….

Desde hace cuatro años que vengo experimentando con la idea de reorganizar una canción o un tema que despierte mi atención. En base a eso, plasmar en otra obra, parte del track en cuestión, pero en otro nuevo, desde mi modo de ver y entender.

Distintos son los intereses, las situaciones, los momentos, las técnicas o las motivaciones que me pueden llevar a elegir una obra en particular. De la misma forma se da la resultante de mi intervención.

Hace un año que vengo con la idea de comenzar a remixar cualquier hecho artístico que me motive a dicha instancia, es por eso que abordando la fotografía, el arte digital o la poesía, he comenzado en una ruta, a este punto, ya casi, inexplicable, hipnótico o hasta en una situación altamente apasionante y/o riesgosa.

Cuando abordo el concepto de remixar un texto, internamente, me coloco mis gafas ahumadas, y comienzo a ver o idealizar todo a mi forma de entender…. sea una frase, una palabra, un concepto o todo el texto. Desde ese momento (que nunca es definido, pero a la vez sí), tomo en mi interior el alma de la idea y logro un reflejo similar o distinto de la idea original. Luego, a nivel forma, intento desprejuiciarme al máximo, lo que hace que mi remix tenga un esquema totalmente diversiforme o no al original.

Muchas veces, la idea de remixar una obra, me surge como artista… alguien que tiene mucha más información artística, que formación artística. Siento un enorme amor por el arte de otros... Mi formación en el campo de la música, la literatura o el arte en general, es básicamente autodidacta… si bien tengo algunos estudios formales en algún momento de mi vida, estoy en constante formación, obtenida gracias a libros, sonoridades, textos o sugerencias de pares con los que me comunico gracias a internet. Por lo tanto considero que lo que hago actualmente (desde remixes de arte, hasta mis composiciones personales) es, en buena parte, fruto de internet.

La interactividad, las ideas, los conocimientos o las opiniones que compartí a través de la red, son elementos fundamentales para lo que hoy estoy escribiendo acerca de remixar arte.

Cuando remixo arte, puedo convertir un texto concebido originalmente por un artista que tiene una determinada visión de la naturaleza, de la modernidad o cualquier tema que me motive, para pronto, al recomponerla desde mi visión personal, tomar contacto con la génesis de la situación, el ambiente, los colores, los gustos o cualquier partícula que flota en torno a un poema, pintura o canción. Eso, tal vez, logra la misma idea del autor original o no… la intención real de remixar arte es encontrar distintos disparadores de momentos, escenas, musas o sentimientos, que a lo mejor, sin utilizar este aparente nuevo instrumento de expresión, nunca hubiesen aparecido originalmente.

Remixar no es lo mismo que escribir los llamados “Textos Paralelos”, ya que esa forma de escritura termina diciendo lo mismo, pero de otra manera. Por ello podemos concederle la analogía del parecido con el surf: el surfeador va por donde lo llevan las olas.

El remix del arte, en cambio, invita a bucear. Es el vértigo de adentrarse, explorar y experimentar aquello de “elige tu propia aventura”. Le inyecta a todo excitantes dosis de atracción, frescura y riesgo. Un buen viaje.